Blogia
cruz del sur

día de huelga y luz

Nunca en mi historial de trabajadora me había sentido tan mal por hacer un paro…. Por el contrario, estuve en las listas negras de otros tiempos, por huelguista. Pero, el río fluye y ya nada es como entonces.

En los días buenos, no era ético promover una jornada de protesta un viernes o un lunes. A ningún gremialista con atisbos de dignidad se le hubiese ocurrido además… anexar la lucha a un fin de semana largo.

Demasiado bien pensada la estrategia y la tentación balanceándose desnuda… Y es necesario jugar con astucia cuando el débil enfrenta a un coloso.
Valió las pena torcer el brazo a mi conciencia.

En un día como hoy, cualquier manual del buen obrero entendería la excepción al rigor de las reglas.

Anduve suelta por la ciudad, sin prisas yendo y viniendo. Hubo ratos de charlar con amigas, caminar despacio y ver cómo transcurre el paso del vecino, la plaza, el semáforo o el cielo.

Hubo reconciliaciones madre hijo, responder llamados, comulgar con mi espacio y degustar éste y aquel libro abandonado.
Hubo una brisa fría desactivando molotovs en mi cerebro y hubo bienvenidas a una noche, sin venganzas.

Descubrí en la llovizna del asfalto que a veces, sólo a veces… deber ser y actuar, se contraponen y se nutren, en un magnífico abrazo…

rojA
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres